Hidden Menu

Web 2.0

Posiblemente haya escuchado en los últimos meses la expresión Web 2.0 o expresiones tales como redes sociales, microformatos, tags, sindicación, RSS, etc. Si es así, es recomendable analizar el origen estratégico de todas estas expresiones que representan aplicaciones y elementos de la Web 2.0 
"La Web 2.0 posee todas las herramientas necesarias para crear páginas dinámicas para empresas, con el beneficio de la actualización constante, sin la necesidad de recurrir a un webmaster ni replantear el site cada vez que subimos o ampliamos la información de este."
La Web 2.0 se refiere a una nueva generación de Webs basadas en la creación de páginas Web donde los contenidos son compartidos y producidos por los propios usuarios del portal. El término Web 2.0 se utilizó por primera vez en el año 2004 cuando Dale Dougherty de O’Reilly Media utilizó este término en una conferencia en la que hablaba del renacimiento y evolución de la Web.

Si hay una Web 2.0 necesariamente debe existir una Web 1.0 de donde evoluciona la primera. La Web 1.0 es la Web tradicional que todos conocemos y que se caracteriza porque el contenido e información de un site es producido por un editor o Webmaster para luego ser consumido por los visitantes de este site.
En el modelo de la Web 2.0 la información y contenidos se producen directa o indirectamente por los usuarios del sitio Web y adicionalmente es compartida por varios portales Web de estas características.

En la Web 2.0 los consumidores de información se han convertido en “prosumidores”, es decir, en productores de la información que ellos mismos consumen. La Web 2.0 pone a disposición de millones de personas herramientas y plataformas de fácil uso para la publicación de información en la red. Al día de hoy cualquiera tiene la capacidad de crear un blog o bitácora y publicar sus artículos de opinión, fotos, vídeos, archivos de audio, etc. y compartirlos con otros portales e internautas.

A su vez, la Web 2.0 posee todas las herramientas necesarias para crear páginas dinámicas para empresas, con el beneficio de la actualización constante, sin la necesidad de recurrir a un webmaster ni replantear el site cada vez que subimos o ampliamos la información de este.